Ropa Northwave
Ropa Northwave
Mountain Bike






6 de diciembre de 2016


MET

Noticias de ciclismo

EsCiclismo.com · Competición Carretera · 08/06/2010.

Carlos Sastre: "Quiero estar en el Tour, pero no obsesionarme"


Carlos Sastre: "Quiero estar en el Tour, pero no obsesionarme"

Carlos Sastre (Cervélo) conoce desde esta mañana, que le han facilitado el resultado de la resonancia magnética, el verdadero alcance de la lesión que se produjo en la espalda como consecuencia de las dos caídas sufridas en el pasado Giro de Italia. El ciclista sufre una hernia discal posterior y central extruida del disco L5-S1. Una lesión que puede condicionar su participación en el próximo Tour de Francia.

“Lo único que tengo claro ahora mismo es que, en teoría, tengo tiempo para recuperarme y poder estar en el Tour, pero tampoco quiero obsesionarme con nada. Coincido con lo que ha dicho el mánager del equipo: lo más importante es mi salud y poder hacer mi trabajo en condiciones normales. No pienso ir lastrado al Tour desde el primer día. Si al final tomo la salida será porque no tengo ninguna molestia”, ha manifestado el ciclista del Cervélo al tener el resultado de las pruebas a las que se ha sometido en la Clínica Santa Teresa, de Ávila.

Carlos Sastre ha estado acompañado en todo momento por su fisioterapeuta. “Él es optimista. Piensa que con su trabajo puede controlar el espacio para que el disco no roce con el núcleo nervioso. Dice que con una serie de ejercicios, una alimentación adecuada y una buena recuperación podemos conseguirlo”, comenta el ciclista del Cervélo.

Para el líder del Cervélo, esta semana va a ser muy importante. “Vamos a ver como van las manipulaciones con el fisio. Puedo sacrificar unos días de entrenamiento más, pero tampoco muchos. No quiero hacer ningún tipo de presagio sin saberlo. Yo quiero correr el Tour, pero estos dolores tienen que desaparecer para que eso sea posible. La zona del golpe ha mejorado porque no estoy haciendo los esfuerzos que hacía en el Giro, pero me lo quiero tomar con tranquilidad, sin imponerme ninguna meta”, advierte.

Su Vía Crucis del Giro

Carlos Sastre reconoce que el Giro de Italia empezó a torcérsele prácticamente desde su inicio. La primera caída fue el segundo día del Giro, en la primera etapa en línea, a 7 kilómetros de meta. “Fue una caída dura. Se iba muy deprisa y recibí un golpe muy fuerte del corredor que venía por detrás, al que no le dio tiempo a frenar. Eso provocó que las caderas y las últimas vértebras lumbares sufrieran un desplazamiento”, recuerda. “Llegué al autobús del equipo con fuertes dolores en la zona lumbar. El fisio trató de colocar las caderas, la pelvis y las últimas vértebras lumbares sin mucha fortuna, porque estaba todo muy inflamado y era muy difícil descontracturarlo”, añade.

Sastre recuerda que al día siguiente no podía hacer ningún tipo de fuerza. “Quería ir para adelante pero no podía. Me sentía impotente, pero al mismo tiempo feliz porque perder 45 segundos cuando podía haber perdido 8 ó 10 minutos, para mí fue una satisfacción muy grande”.

Por suerte llegó pronto el día de descanso, que le vino bien para que el fisio le manipulara otra vez y así poder desbloquearle las vértebras y darle la movilidad que necesitaba en esa zona lumbar para poder hacer fuerza otra vez. “Eso me sirvió, aunque sufrí mucho y sólo pude pasar al relevo, para poder estar en la contrarreloj por equipos con mis compañeros”.

Poco a poco fue recuperando y cuando todo estaba volviendo a su normalidad, en la séptima etapa sufrió la segunda caída. “Rápidamente noté que me había hecho daño, tanto en el gemelo izquierdo como en la espalda. Sobre todo en la herida. Un corte profundo, con pérdida de carne, en la última vértebra lumbar. Cuando estás caliente, notas las molestias pero no te das cuenta de la realidad, pero cuando llegué al hotel el fisio comprobó que tenía un fuerte golpe en la zona lumbar, tanto pelvis, como cadera, como vértebras en malas condiciones. Poco a poco me fue manipulando de forma suave para no hacerme más daño del que ya tenía. Al día siguiente en el Terminillo acabé satisfecho al perder poco más de 1 minuto con los mejores, porque en un puerto de esas características sin poder hacer fuerza, la verdad es que es una sensación francamente mala. Al día siguiente tuve el pinchazo y, aunque ya tenía muchas ganas, seguía sin poder desarrollar la fuerza que yo quería hacer sobre la bicicleta. Sobre todo arrastraba muchas molestias lumbares”, relata Sastre.

“Después de la caída de la séptima etapa sentía como si tuviera un puñal clavado en el costado, por encima de la cadera izquierda, y notaba radiaciones que me bajaban por ambas piernas, tanto por el cuádricep exterior como por la parte exterior de la pierna hasta los tobillos. En esas condiciones hice hasta la etapa del Zoncolan prácticamente. Tuve que abrir las calas de las zapatillas y dejarlas completamente sueltas porque al llevar los pies rectos me provocaba un fuerte dolor en los glúteos, porque me estaba presionando el nervio ciático y me impedía pedalear con facilidad”, continúa.

A partir del segundo día de descanso empezó a notar cierta mejoría. Ya no notaba la espalda tan bloqueada, ya era más sencillo para el fisio manipularle, pero a nivel muscular veía que no trabajaba en las condiciones idóneas. “Todo esto ha provocado que no me encontrase bien en todo el Giro de Italia, independientemente de que hubiera llegado con pocos días de competición, que a lo mejor puede haber influido también en el resultado”, concluye.

Cpmpartir en Whatsapp


Otras noticias:

Spiuk

Bicionline

Campagnolo

Chain Reaction Cycles

Marchas cicloturistas

XXIII Caminos de la Sierra

XXIII Caminos de la Sierra

11 de diciembre de 2016

V BTT da Chourizada de Oia

V BTT da Chourizada de Oia

15 de enero de 2017

XIII Maratón MTB Guzmán el Bueno

XIII Maratón MTB Guzmán el Bueno

01 de abril de 2017

XVII Tierra de Vinos Requena

XVII Tierra de Vinos Requena

02 de abril de 2017

Škoda Gran Fondo Priorat

Škoda Gran Fondo Priorat

09 de abril de 2017





Buscar en EsCiclismo