Tu próxima bicicleta te espera
Tu próxima bicicleta te espera
Ciclos Cabello
Mountain Bike






5 de diciembre de 2016


Desabi

Noticias de ciclismo

R.F.E.C. · Mountain Bike · 01/07/2010.

Marga Fullana: "Soy consciente de que no puedo estar a tope todo el año"


Marga Fullana: "Soy consciente de que no puedo estar a tope todo el año"

La biker balear Marga Fullana será una de las grandes bazas para el Europeo de cross country, que se celebra la próxima semana en Haifa (Israel). La biker balear se siente ambiciosa de cara a esta primera gran cita del año, y nos cuenta como ve este objetivo.

El año pasado tuviste un comienzo de temporada espectacular, ganando carreras nacionales pero sobre todo con tu victoria en Houffalize y en Madrid. Sin embargo a partir del Europeo llegaron los problemas.

Empecé el 2009 con muchísima motivación y tras un invierno dedicando muchas horas a la bici. Llegué en unas condiciones casi perfectas a estas primeras Copas del Mundo. Estaba pletórica y me encontraba sensacional de forma. No me bajé del podio nacional e internacional en toda la primera parte con la guinda de ganar en Madrid la Copa del Mundo. Estaba flotando. Todo el trabajo estaba recompensado, tantas horas de entreno sufriendo muchísimo, porque sufro mucho. Mucha gente piensa que para mí ganar es fácil, pues se equivocan. Lucho día a día, carrera a carrera, aunque sea de “pueblo”, para estar delante.

En todos estos años, ¿has ido cambiando tu preparación o siempre sigues unos mismos planes de entrenamiento?

No nos engañemos, hace veinte años que me dedico al ciclismo, en todas sus vertientes y he tenido que adaptar mis entrenamientos y preparación fisica a mis circunstancias que varían año a año: noto que ahora me cuesta más asimilar los entrenos. Me cuesta más recuperarme. Me cuesta más coger la forma y sufro más que antes. Pero soy consciente y por ello debo empezar a escoger las carreras en las que intento estar al 120%. El 100% ya lo doy en todas las demás. Ya no puedo estar a tope todo el año y lo sé y por ello me voy a marcar unos objetivos cada año, dos o tres carreras en las que estar física y mentalmente a tope. Y aún así no siempre sale como queremos, ya que son muchas circunstancias las que nos influyen: dormir bien, no tener ninguna molestia o dolor... todo cuenta, hasta la temperatura... bueno ya sabéis, ¡¡a mi me va el calorcito!! Quiero decir con ello que soy una persona normal y corriente, como todos, con sus defectos y virtudes, con sus dolores de cabeza y sus alegrías, sus días malos y buenos.

Entonces, ¿qué falló en el Europeo después de ese inicio de temporada tan fuerte?

Al Europeo llegué bien, tenía la ilusión de ganar, como siempre, de verme allí delante. Y llegué a Holanda: el circuito nada favorecedor a mis condiciones y luego la lluvia que convirtió este circuito en un infierno para mí. Me hundí literalmente en el barro, física y mentalmente y quedé un poco tocada. Me retiré con un amargo sabor de boca.

A pesar de ello, después aún tenías opciones claras de llevarte la Copa del Mundo.

Vino Canadá y si ya me fui tocada, allí me hundí un poco más. ¿Por qué? No lo sé. Mi cuerpo no me respondía, le exigí demasiado al principio. El cuerpo, esta máquina perfecta, que funciona de maravilla hasta que un día por cualquier motivo no responde como debería. Esto es el ser humano, que aunque pongas todo de tu parte no lo controlas como a una máquina. ¿Por qué nos hundimos? ¿Por qué nos deprimimos? ¿En qué momento? Es difícil decirlo. Las dos Copas del Mundo de Canadá me fueron mal y seguía con esta sensación de no poder, de no controlar y eso frustra bastante, sobre todo cuando sabes que has puesto todo de tu parte pero que hay algo que no marcha.

Al regresar de estas pruebas, ya en casa, ¿qué hiciste para intentar recuperarte?

Al volver me recuperé un poco pero seguía con esta sensación rara y nada buena. Cuantas cosas te pasan por la cabeza en estos momentos: “Ya no sirvo para esto”, “Soy malísima”. Qué deportista o persona no ha tenido esta sensación o sentimiento alguna vez y no siempre se tiene un motivo. Tenía días buenos y malos, y seguía entrenando y luchando. Quería llegar bien al mundial y me concentraba en ello.

Al Mundial llegabas como defensora del título, y un buen Mundial salva toda una temporada.

Fui a Australia con la idea y las ganas e ilusión de siempre pero el circuito fue otro handicap, nada adaptado a mis circunstancias: un circuito con mucha parte descendente y apenas ascendente, que es la parte que más me va, por mi condición de escaladora. Y aún así lo di todo. Pero allí me di cuenta que no me había recuperado. La cabeza y las piernas son uno y solo funcionan en conjunto.

Tras el Mundial, y con esa situación complicada, aún tenías las últimas Copas del Mundo. Pero tuviste una fuerte caída. ¿Cómo fue?

No me quise rendir tras el mundial y fui a las Copas del Mundo que aún nos quedaban, pero ya sabemos: si algo sale mal, todo sale mal y en Champery entrenando en el circuito choqué con otro ciclista de tan mala manera que me caí de espaldas y me fracturé una vértebra y me fisuré otra. Yo no lo supe hasta que volví a casa, pensé que solo era un golpe, pero no podía con mi alma, el dolor no me dejaba ni respirar, pero tomé la salida. Ya sabemos que soy de lo más testarudo y no me suelo rendir, pero allí me equivoqué. No debía ni haber tomado la salida. Me tuve que retirar del dolor y me sentí aún peor. ¡Fue la primera vez que pensé en retirarme del deporte de verdad!

Viniendo de unos meses tan duros, encontrarse con estas lesiones graves. ¿Qué pasó por tu cabeza en esos momentos?

Con el diagnóstico en la mano pensé en dejarlo todo pero mi médico me hizo ver la suerte que había tenido y lo atento que había estado mi ángel de la guarda y me dí cuenta que debía seguir, que el deporte es mi vida y que adaptándome y marcándome objetivos aún puedo dar mucha guerra. Me costó mucho recuperarme de esta lesión pero no hay nada en este mundo que se me resista. Como no podía montar en bici y con el visto bueno de mi traumatólogo y de mis entrenadores empecé mi entrenamiento corriendo a pie para el fondo y en el gimnasio para reforzar la espalda. Cada día iba mejorando hasta que ya podía rodar en bici, pero era un poco más tarde de lo acostumbrado. Empecé el año combinando las dos actividades para no forzar en exceso la lesión. Y llegué a las primeras copas del mundo de este año casi virgen de carreras. Y allí estaba yo, de nuevo en Houffalize, luchando por la victoria. Rodé buena parte de la carrera en los primeros puestos, pero pagué el esfuerzo inicial, aunque me fui muy contenta de mis sensaciones, fuerte de cabeza, aunque no al 120% en el ritmo. Pero mis sensaciones han vuelto. Me encuentro bien y ya no pienso ni en la lesión ni en lo pasado. Ahora solo cuenta el futuro.

Tras Houffalize tocaba Offenburg. ¿Cómo fue esa prueba?

En Offenburg ya me sentía preparadísima. Me atacó un virus (de esos que te atan al retrete sin compasión) pero tomé la decisión de tomar la salida aunque me arrastrase y aun sabiendo que nadie más que yo tendría en cuenta cuanto me costó terminar esta carrera. Y me fui muy contenta: otra partida ganada.

Y tras el parón de la Copa del Mundo, ¿qué objetivos te planteas?

Ahora voy a por el Europeo. Estoy preparada y con muchas ganas, entrenada y será una de las carreras en las que intentaré estar al 120%. He trabajado duro para ello. Después tendré tiempo de recuperarme hasta el Mundial, que será mi máxima meta. ¡Dios como me gusta este maillot! Lo que representa, los colores... el sufrimiento, el sudor, el dolor de piernas... y aunque lo he conquistado en cinco ocasiones, una sexta no estaría nada mal... Todo esto, claro está, que no lo consigo yo sola. Por un lado tengo un equipo humano detrás que me empuja cada día a superar el entreno del día anterior. Que aguanta mis lloros cuando no puedo más, comparte mis alegrías y me cuida y mima para que esté siempre en perfectas condiciones. Esto va para mi fisio, mi masajista, mi osteópata, mi acupuntor, mi mecánico, mi coach, mis entrenadores...

Y por el otro lado, los señores Masferrer (Massi) me dan su apoyo desde hace ya 3 años y con los que estoy muy a gusto, tanto por el trato mutuo como por el material que desarrollamos juntos ¡Gracias!
El govern de ses Illes Balears, que desde hace unos 15 años me acompañan en tiempos buenos y no tan buenos. ¡Gracias!
Mi ayuntament de San LLorenç, Up and down Sports, Macia Batle, Crocs, Medilast, Nutrisport... ¡Gracias a todos!

Y una mención especial a mi gente: los que me seguís los pasos y me escribís, los que me apoyáis, y los que no... a todos ¡Gracias!

Cpmpartir en Whatsapp


Otras noticias:

Specialized

Campagnolo

Bicicletas eléctricas

Chain Reaction Cycles

Marchas cicloturistas

XXIII Caminos de la Sierra

XXIII Caminos de la Sierra

11 de diciembre de 2016

V BTT da Chourizada de Oia

V BTT da Chourizada de Oia

15 de enero de 2017

XIII Maratón MTB Guzmán el Bueno

XIII Maratón MTB Guzmán el Bueno

01 de abril de 2017

XVII Tierra de Vinos Requena

XVII Tierra de Vinos Requena

02 de abril de 2017

Škoda Gran Fondo Priorat

Škoda Gran Fondo Priorat

09 de abril de 2017





Buscar en EsCiclismo