SeaSucker
SeaSucker
Shimano






25 de marzo de 2017



Noticias de ciclismo

EsCiclismo.com · Competición Carretera · 20/02/2014.

La XXXIV Vuelta a Murcia, una prueba con patrón de exigente clásica


La XXXIV Vuelta a Murcia, una prueba con patrón de exigente clásica

Desde su salida en Beniel -Frutas Veri- hasta la Fortaleza de Lorca, los casi 200 kilómetros de recorrido de la 34ª edición de la Vuelta Ciclista a Murcia presentarán oportunidades para casi todos, tanto para los escaladores como para los rodadores.

En su primera mitad, el terreno camino de la costa del Mar Menor es propicio para los rodadores que pretendan aventurarse en fuga, aún a sabiendas de que los equipos de los candidatos al triunfo en Lorca afinarán su propósito de atar corto a los fugados cuando asome en el horizonte el Parque Natural de Sierra Espuña.

Entre tanto, se asciende el Cabezo de la Plata, a través del cual se aproximan a la zona costera, donde se espera la presencia del viento. De Sucina y su posterior paso por Pozo Aledo, la carrera transitará por San Javier y Los Narejos (Los Alcázares), para regresar de nuevo hacia el interior por Balsa Pintada. Al fondo, con terreno plano de por medio, Alhama, a los pies de la temida ascensión a Espuña y Collado Bermejo-Cima Marco Pantani.

El Trofeo Mariano Rojas se disputará al paso por Alhama. El Gran Premio de Montaña se debate en los citados altos montañosos, y la Meta Volante, una vez superados, al paso por Totana, de cara ya a la meta en la Ciudad del Sol.

Al paso por Alhama puede que resistan los fugados, si es que los hubo, o no fueron engullidos antes por el pelotón principal, con tres equipos llamados a coger sus riendas, el Cofidis del vigente vencedor Dani Navarro y del galo Jerome Coppel, el Movistar del tercero en su última edición, Alejandro Valverde, y el Caja Rural-Seguros RGA del motivado debutante Luis León Sánchez. A éstos corresponde, en teoría, establecer un férreo control de ascensión, que sólo se logra con un avivado pedaleo.

El tramo de ascensión final que corona el Collado Bermejo suele dictar sentencia, que no firme. Camino de la Fortaleza meta en Lorca, el terreno obliga, sobre todo, en el descenso del Collado Bermejo.

La ascensión a la meta en la Fortaleza de Lorca es angosta y corta, muy explosiva con que se tilda en el argot ciclista. En 2012, Dani Navarro atacó a sus pies con sumo acierto y convicción, y triunfó. Entonces era inédita. Ahora ya se conoce.

Cpmpartir en Whatsapp


Otras noticias:

Spiuk BKOOL Larra Larrau CampagnoloVolta
Chain Reaction Cycles

Marchas cicloturistas





Buscar en EsCiclismo